Publicidad

Spread creciente de los Bonos griegos

Los mercados le dan la espalda a Grecia. La semana pasada, Atenas tomo unos 390 millones de euros en los mercados de bonos a través de una colocación a 20 años. Lo positivo fue que logró su objetivo y consiguió el dinero. Lo negativo fue que los tipos de interés que le pidieron los inversores siguió subiendo.

El spread de tipos de interés entre el bono griego a 10 años y su equivalente alemán –considerado una referencia de solidez-– volvió a subir, hasta llegar a los 3,35 puntos. Este valor es aproximadamente el mismo que antes de anunciarse el plan de rescate a Grecia. ¿Que quiere decir esto? Que la crisis de la deuda en Grecia no se aproxima a un final ni mucho menos.

Un spread que crece se traduce en un debilitamiento en la confianza en la deuda de un país, ya que los inversores piden más por tener sus títulos. Grecia está pagando ahora casi el doble de lo que paga Alemania.

Si los costos de endeudamiento se mantienen altos, lo que Grecia se ahorre con las dolorosas medidas de ajuste podría escurrirse en el pago de la deuda por los mayores tipos de interés.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *