Publicidad

Apuestas en contra de la Libra

libra esterlina simbolo

La libra esterlina no está pasando por un buen momento. De hecho, Reino Unido es uno de los países donde más golpeó la crisis financiera, que incluyó quiebras y nacionalizaciones de bancos.

El futuro de la moneda británica tampoco es muy prometedor. De hecho, los mercados de futuros son muy pesimistas con respecto a la evolución de la divisa.

Las perspectivas de los inversores no dejan lugar a dudas: existen 8.000 millones de dolares apostados a que la libra esterlina se debilitará en este año aun más frente al dolar estadounidense. Esto es 8 veces más desde el último ataque especulativo que sufrió la divisa británica, allá por 1992. En esa ocasión, la libra cayo un 19%.

En este 2010, la libra acumula una baja del 6,9%, pero han pasado tan solo un puñado de meses desde el inicio. El panorama para ella es desalentador, y los datos macroeconómicos del Reino Unido no la ayudan. El gigantesco déficit presupuestario está haciendo mella en la moneda, y los inversores son muy pesimistas en cuanto a las opciones a tomar para hacerle frente.

De hecho, hay dos opciones: o el Gobierno británico reduce drásticamente y en el corto plazo el gasto público, u obtiene financiación mediante la emisión récord de bonos, que no hace otra cosa que subir el coste de la deuda y obliga a imprimir más libras para comprar bonos.

De una forma u otra, existen consecuencias indeseadas: en el primer caso, más recesión, y en el segundo caso, más inflación. En ambas opciones, desvalorización de la moneda.

El Gobierno del primer ministro Gordon Brown calcula que el déficit ascenderá a 12,6% del Producto Interno Bruto (PIB), casi tanto como el de 12,7% de Grecia, que hizo que los líderes europeos consideraran un rescate y que ha sacudido los cimientos del euro.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *